This is a demo store for testing purposes — no orders shall be fulfilled. Descartar

Toxiza by Cris Bernárdez

Calentamiento

Yo, que no había hecho una carrera en mi vida, me apunté a la carrera corta de la UTPE sin saber muy bien dónde me metía y creyendo que tendría tiempo de entrenar y probar haciendo otras carreras antes.

Además de las lesiones típicas de personas que llevan años sin hacer deporte de forma regular, un esguince inoportuno me impidió correr el I Trail Costa Doce de Sada con la ilusión que me hacía: era “en casa”, conocía el recorrido y me veía capaz de terminar.

El siguiente objetivo del año era la carrera de 10k paralela al maratón de Coruña. Cuando Bea me comentó que lo iba a correr yo le dije que haría los 10k. Llegó el día, corrí los 10 km. y me lo pasé pipa. Gracias Javi por animarme, acompañarme y seguir mi ritmo sin desesperarte.

Una carrera de 10 km, unas cuantas andainas y, animada por Javi y por Bea que también va y se ofrece a acompañarme, me apunto a la carrera corta de Toxiza… Llega el día y se confirma que Bea no puede correr y me toca ir sola. Para no ponerme nerviosa me mentalizo de que voy a una andaina.

Carrera – Toxiza Classic Xtreme

Mondoñedo, 1 de mayo de 2016

Después de una “noche toledana” por estar demasiado cerca de la movida de Mondoñedo bajamos a la plaza. Saludos de los compis que van llegando (gracias por los ánimos), foto de grupo y allá vamos.

Empieza la carrera y de lo nerviosa que estoy corro agarrotada.

Dejamos el pueblo, cruzamos la carretera y entramos en el monte. Cruzamos el río Tronceda y cuando ya me estaba relajando y empezando a disfrutar aparece un cortafuegos que hay que bajar. Soy la última y el terreno ya está muy pisado: resbalo, arrastro el culo e intento ir por zonas que no estén tan pisadas.

Bajé el cortafuegos, soy feliz. Feliz hasta que Ana (la escoba) me confiesa que a la vuelta hay que subirlo. Creo que no necesitaba tanta información todavía…

Ana es mi sombra, pero me habla. Me habla si yo le hablo, se para si yo me paro, trota si yo troto.

Empieza la subida a Toxiza. La primera parte es fea, mucho eucalipto y me cuenta Ana que, además, están sacando madera. Después hay un pinar muy bonito, me dice. Y llegamos al pinar: qué bonito el pinar, qué grande el pinar, ¡qué empinado el pinar!

Ana me dice que oye música. Menos mal, pensé que estaba desvariando. Falta menos de un kilómetro para el primer avituallamiento y me acuerdo que tengo que tomar el gel. Javi y Bea me aconsejaron que lo vaya tomando antes del avituallamiento y que beba agua al llegar. Lo que ellos no sabían y yo tampoco, era que “ese momento” coincidía con una subida y bastante tenía con seguir respirando.

Llego al avituallamiento, saludo a los de la gaita, tomo el gel y bebo. Me cuentan los chicos que están allí que dos del CAS pasaron entre los cuatro primeros de la corta y que Arca va primero de la larga.

Después del avituallamiento, antes del último tramo de subida a Toxiza, hay una bajada. Si aún no llegamos arriba, ¿para qué bajamos? No lo sé, pero si hay que bajar se baja y si hay que subir se sube, no queda otra.

Subiendo y sufriendo llego arriba, ¡por fin! Soy feliz, hasta que me acuerdo que hay que volver a subir el cortafuegos del principio y no estoy muy segura de llegar con fuerzas suficientes.

Es la mitad de la carrera y empezamos el descenso por “O atallo fermoso”, primero por monte y después por una larga pista que me lleva hasta el segundo avituallamiento entre el km. 14 y el 15. Hago caso de los expertos, como y bebo y me vuelvo a acordar del p… cortafuegos.

Dejo a Ana charlando con las chicas del avituallamiento y sigo bajando hasta el km. 16.5. A partir de aquí el recorrido es el mismo del principio así que el p… cortafuegos no debe estar muy lejos. Y ahí está, en el 17.2. Desde abajo parece aún más empinado y hay que saltar (hacia arriba), no hay cuerda. Ana dice que tiene que haber una cuerda para poder empezar a subir el p… cortafuegos pero no la hay. Trepo, me arrastro, me agarro hasta con las orejas y empiezo a subir el p… cortafuegos.

A partir de ahí, trotando hasta la plaza de la Catedral. Llego la última pero tan contenta como si hubiera sido la primera. Lo de ser tercera de mi categoría y llevarme un trofeo es una casualidad, el objetivo era terminar.

Estiramientos, perdón, agradecimientos.

A Javi, por ayudarme, aconsejarme y meterme, sin querer, en esto.

A Bea, me debes un trail para ir conmigo (aunque sea un ratito) y por ser un ejemplo a seguir. Y por recoger mi trofeo.

A todo el CAS por los ánimos y por ayudar a los que empezamos.

A Ana, la niña de 15 años que me acompañó en mi primera experiencia trailera. Seguro que llega lejos en esto por lo que me demostró que le gusta y por lo que me contó de su padre.

Felicidades a todos los que corrieron ayer y ánimo a l@s lesionad@s para que vuelvan pronto.

 

Cris Bernárdez