This is a demo store for testing purposes — no orders shall be fulfilled. Descartar

LII Campeonato de España de Atletismo en pista – Elche, 23-25 de junio (por Nieves Vázquez Novo)

 

Este pasado fin de semana tuvo lugar en Elche el LII Campeonato de España de Atletismo en pista de veteranos. Hasta allí se desplazaron diez atletas del CAS…

Este sería el comienzo de una nota formal de prensa, pero como en las crónicas de lo que se trata es de contar las experiencias personales de cada uno, os cuento como viví esta aventura  (porque fue toda una aventura). Os advierto que me va a salir larga, larga. ¡Avisados quedáis! pero también os digo que la escribo con la emoción que todavía conservo y que hace que al rememorar el fin de semana aún se me aceleren las pulsaciones.

Comienzo:

El jueves 22 partimos hacia el aeropuerto de Santiago, Eduardo, Mª Luisa y yo. Allí ya nos estaban esperando Inés, Pilar y Karina. Así que estos seis atletas constituímos la avanzadilla de la expedición.

Durante el vuelo, Pilar e Inés fueron preparando el menú que íbamos a degustar así como la lista de la compra, para llevar al apartamento que Inés se había encargado de alquilar en el centro de Alicante. Una vez realizada la intendencia, salimos a trotar por la ciudad. Lo cierto es que, pese al terrible calor que hacía, fue un gustazo trotar todos juntos, con nuestras camisetas del CAS, por las calles de esta ciudad que estaba adornada con multitud de hogueras, ninots (como los de las fallas) por las fiestas de San Juan. Después del trote, que fue cortito porque no era plan de desmayarse de un golpe de calor antes de empezar la competición, salimos a dar una vuelta por la ciudad. Este otro “trote” también fue cortito, que somos muy responsables, pero había que hidratarse, ¿o no?

Al volver a casa preparamos (en realidad lo hizo Pilar) las comidas y cenas del viernes y sábado, y se organizaron los horarios de pruebas, desplazamientos y comidas.

Esa noche tuve mi primer incidente y es que se me estropeó el móvil al caer al agua de forma accidental. Aunque le practiqué los primeros auxilios de manera inmediata, no respondió (nunca mejor dicho) a las maniobras de reanimación, así que me quedé totalmente desconectada durante todo el fin de semana. Ya no recordaba que se podía vivir sin conexión a internet y redes sociales. Por supuesto, mis compañeros me socorrieron para que pudiera comunicarme con el exterior de vez en cuando.

Volvemos al relato, que me enrollo.

El viernes por la mañana otra vuelta por Alicante y aprovechamos para comprar unos sombreros con los que resguardarnos del sol. Comimos prontito, tomamos una siesta y a la hora convenida cogimos el tren hacia Elche. Eduardo ya se había ido antes, pues la prueba de 300m vallas era a media tarde. Al llegar nos dijo que no iba a participar. No tenía buenas sensaciones y prefería reservarse para el 400m y el 800m. Como se vio más tarde, fue una decisión acertada.

En las gradas ya estaba Mirian. Poco después llegaron Fernando y Montse y a la hora prevista dio comienzo el 5000m de Inés. ¡Qué carrerón se marcó! Si no lo visteis en directo a través de CAS TV lo podéis ver grabado en el facebook del club  (https://www.facebook.com/ClubeAtletismoSada/ ). Salió conservadora y a pesar del calor, que aún a esas horas era abrasador, fue a más. Karina, Montse y Mª Luisa le iban cantando los tiempos a pie de pista y fue por debajo de lo que tenía previsto. Se la veía muy bien, con esa sonrisa que le sale cuando está disfrutando. Los últimos 200m aumentó mucho el ritmo, adelantó a la atleta que tenía delante y entró haciendo un sprint que ya auguraba el buen relevo de 100m que iba a hacer el sábado. Al final cuarta y MMP con un tiempo de 19´26”98. ¡Qué bien empezaba todo!

Con el subidón que teníamos nos fuimos a dar otra vueltecilla por Alicante y a casa temprano a descansar.

El sábado fue un día muy largo y con emociones continuas. Comenzamos con el 400m de Mª Luisa, Pilar y Fernando. ¿Qué os voy a decir de Mª Luisa y su forma de correr? Corrió con la elegancia que la caracteriza, sin dolor en la rodilla, midiendo sus fuerzas y asegurando la medalla de plata.

Pilar corrió feliz. Desde el principio fue fuerte y resuelta por la pista. Acabó dándolo todo, hizo MMP con 1´28”89 y convencida de que trabajando esta distancia puede hacer cosas muy grandes. Al final cuarta y con muchas ganas para el 800m del domingo.

Llegó el turno de Eduardo que como buen estratega lo llevaba todo controlado y medido. Conocía a sus rivales y los tiempos que tenían. Tenía claro como plantear la carrera que a él le convenía. Salió muy fuerte. De hecho me pregunté si sería capaz de aguantar ese ritmo. En los últimos 150m su directo rival parecía que lo alcanzaba pero Eduardo que tiene mucha fuerza y mucha experiencia aguantó el sprint y entró primero en la meta. ¡Medalla de oro, con 1´09”31, MMP y récord gallego!

Nos llega la noticia desde Burgos, donde estaba participando Ana en el Campeonato de España Absoluto Adaptado, que, con Luis Pinedo como entrenador y guía, había conseguido la plata en el 800m. ¡Menuda mañana llevábamos!

Nos vamos a casa a comer y a dormir la siesta que por la tarde quedaban los 100m de Montse, Fernando y míos, los 1500 de Pilar, Mirian e Inés y el relevo 4×100 femeninos.

Por la tarde el calor seguía siendo achicharrante. La zona de calentamiento era un campo anexo de hierba artificial que desprendía olor a goma quemada. Confirmé en la cámara de llamadas y esperé el turno para la salida de mi serie. Estaba también Fernando. Vemos la serie de Montse, que corre muy bien y se clasifica para la final. Luego es el turno de la de Fernando que veo desde la cámara de llamadas. También lo ha hecho muy bien. Al poco lo veo llegar corriendo hasta donde estaba yo con cara de desesperación y gritando (transcribo la conversación que tuvimos tal como la recuerdo):

Fernando: “Nieves, las tuyas ya están en la salida, salen ahora”.

Y yo toda llena de razón le digo:

“Nooo. Aún están aquí”.

Detrás de mí había un grupo de chicas con la pegatina azul que indicaba que eran F40. Me acerco y les pregunto: “¿Sois F40? a lo que me responden: “Sí”.

En esto llega Montse desesperada también:” Nieves, van a salir”

Les pregunto a las chicas: ¿Sois del 100m? y me dicen:”No, de longitud”.

Pensé que me daba algo. ¿Conocéis esa sensación que se describe en las novelas de “La tierra se abrió bajo sus pies”?, ¡Esto no me podía estar pasando a mí! ¡¿Cómo podía haber atravesado toda España para al final no salir a correr por haberme despistado en la cámara de llamadas?! Si yo estaba allí pendiente (o eso pensaba).

Nos acercamos a la jueza y le decimos atropelladamente lo que me ha pasado. Montse le decía en tono suplicante: “Viene desde Coruña para correr el 100”.

La jueza me dice que no puedo ir sola a la zona de salida pero que me acompañará un juez; y allí nos vamos el juez y yo. A todo esto, la competición parada. Las atletas, que ya habían colocado los tacos, los jueces y el público, todos, mirando hacia mí. Yo que miro al juez que me acompañaba y le digo:”¿Puedo echar una carrerita?” Se ríe y me dice:”Si tu quieres”. Así que me lanzo y me hago una serie de 150m corriendo para alcanzar la salida. En esto veo al juez de salida, a María Luisa y a Inés gritando y haciendo gestos: “Tranquila, no corras, no corras” y yo pensando “¿Pero cómo no voy a correr si están todos esperando por mí? A ver si se van a ir ahora.”

(Luego me enteré que la competición llevaba 5 minutos de adelanto y que los atletas tienen tiempo hasta la hora programada para presentarse en la salida. Pero eso lo supe después.) Llego a la salida y el juez me dice que me tranquilice, que coloque los tacos y que cuando esté preparada dará la salida.

A mí el corazón se me salía por la boca. No me llegaba el aire. Entre el disgusto y la “serie” que hice, creo que se me puso la adrenalina al máximo.

Luego me contaron que Fernando estando a punto de salir en su serie le dijo a Inés que estaba allí para grabarlo:

“¿Dónde está Nieves? Las suyas ya están aquí.

E Inés le dice: “Nieves tiene que estar ahí”.

Y Fernando: “Que no está”.

Inés se lo dice a Karina. Karina sale corriendo y encuentra a Montse que venía de hacer su serie. Mientras tanto, Fernando sale en su serie y llega a meta. Le pregunta a Montse: “¿Está Nieves?” Ven que no, así que sigue corriendo y llega a la cámara de llamadas donde yo estaba tan tranquila.

Volviendo a la salida. El juez insistía que podía colocar los tacos pero yo en ese momento era incapaz de ponerme a tomar medidas así que le digo que me valen así (os recuerdo que la serie anterior fue de chicos, que tienen los pies grandes y las piernas largas, aunque pensándolo a posteriori el que ocupó mis tacos no debía tener un gran tamaño porque a mí me gustó como me los dejó).

Me dice que cuando esté preparada dará la salida y yo le digo, mientras sigo respirando con rapidez: “preparada, preparada no se si estaré a corto plazo” así que riéndose dice lo de “a sus puestos”, y me coloco en los tacos, “listos”, me levanto un poco, da el disparo de salida y salgo corriendo. Salgo bien. Me noto bien. Corro, corro, todo lo que puedo e incluso progreso. Llego agotada, con el corazón todavía desbocado. Fernando me está esperando, esta vez con cara de alivio . ¡Qué contenta estoy! ¡He podido correr! Voy con el resto del grupo y allí me confirman que he mejorado mi marca personal con 14”92 y que he entrado en la final por tiempos. ¡¿Se puede estar más contenta?! ¡Voy a correr la final del campeonato de España! Ahora no puedo parar de reir.

A la hora programada Montse y yo nos vamos a calentar para la final. Están los y las pro de la velocidad y nosotras también estamos allí. Es un espectáculo verlos a todos. Por primera vez vi lo que era un “trotón” bien hecho (que para quien no lo sepa es un ejercicio de técnica de bastante dificultad).

Es el turno de Montse. Sale y hace otra gran carrera. ¡Qué bien corre esta mujer!

Cuando llega mi turno, que esta vez ya me había encargado de saber dónde estaban exactamente las mías, nos vamos a la salida con el juez. Nos preparamos y dan la salida. Esta vez no he salido tan bien. No me he encontrado tan rápida pero llego a la meta feliz. Allí nos abrazamos todas y nos hacemos fotos. Sigo contentísima y ¡todavía nos queda el relevo!

Continúamos con los 1500m. En esta prueba participan Pilar, Mirian e Inés. Primero sale Pilar, que sufre más que en el 400m.

A continuación es el turno de Mirian. ¡Qué grande es! Se propuso ir al campeonato de España y peleó hasta conseguir la marca y por muy poco no la consigue en el 800m también. Es una atleta con las ideas muy claras y muy fuerte, aunque a veces no se lo crea. Sale mentalizada y enseguida coge su ritmo. A pesar del calor va muy bien, sabe sufrir y acaba con buenas sensaciones en 5ª posición, con un tiempo de 6´35”01.

Llega el turno de Inés que sufre más que en el 5000m. Ella es una fuera de serie que hace fácil lo difícil y pelea como la campeona que es.

Termina, descansa un poco y cuando va a cambiar las zapatillas por las de clavos se da cuenta que ha traído las zapatillas de clavos pero sin los clavos. Pilar le presta las suyas que le quedan perfectas y ahí nos vamos a calentar para el relevo Montse, Karina, Inés y yo. Vamos a competir en F35 pues nuestra yogurina Karina hace que rejuvenezcamos unos añitos. Corremos por la calle 1. Yo haré la primera posta, Inés la segunda, Karina la tercera y terminará Montse. Son las 22:25 de la noche y todavía hace calor. Las gradas están a tope de gente animando a los atletas. Estamos preparadas. Dan la salida y salgo. Salgo bastante bien. Corro, corro todo lo que puedo hasta que alcanzo a Inés y a pesar de un pequeño desajuste, Inés sale disparada. Parece mentira que haya corrido el 1500m solo una hora antes. Inés le pasa el testigo a Karina que se revoluciona en la curva. ¡Que bien hace la curva! Adelanta a la atleta de la calle 2 y sigue corriendo. Gana la compensación y adelanta a otra. Como dijo después “corrí todo lo que me daban las patas”. Karina entrega a Montse que hace un gran final. Abriendo zancada, con ese estilo elegante que tiene y apretando los dientes se acerca a la que va segunda. Al final terceras, en el mismo segundo que las segundas. ¡Por qué poco! ¡Pero qué contentas! Cuando nos confirman que somos bronce nos abrazamos las cuatro. Gritamos. Nos emocionamos. Unas ríen, otras lloran. ¡Que felices estamos! y qué contentos están nuestros compañeros. Luis, Raquel y Ana que han llegado a tiempo desde Burgos. Mirian y su familia. Su marido Julio y su hija Carolina que ha venido desde Pamplona para animar a su madre también nos felicitan. ¡Qué riquiños son! Pilar, ¡qué gran mujer eres! ¡cuántas cosas aprendí de tí este fin de semana! Fernando, que además de competir ha estado retransmitiendo en directo las pruebas por CAS TV (y que podéis volver a ver en el facebook del club) ha sido sin duda la gran revelación del campeonato con su profesionalidad retransmitiendo las carreras. ¡Tiembla Matías Prats! ¡Qué contento se le ve! Eduardo que es el encargado de darnos la noticia y que nos ha mantenido informados de los tiempos durante toda la competición. Y María Luisa. ¿Qué puedo decir de María Luisa? Siempre pendiente de todos. Además de participar en su prueba nos aconsejó y acompañó durante el calentamiento y las carreras. Estaba contentísima. Orgullosa.

Y así terminó el sábado. ¡Qué día tan largo y qué bonito!

Aún nos quedaba el domingo, donde corrían el 800m Eduardo, Pilar, Karina y Luis, Fernando hacía triple salto y Montse el 200m.

Eduardo salió nuevamente con la carrera totalmente planeada. Marcó el ritmo en gran parte de la carrera y la controló para asegurarse el segundo puesto y la medalla de plata. Es un gran estratega.

Pilar, nuevamente marcó su ritmo, se mantuvo segura y aunque sufriendo, disfrutó de lo lindo. Segunda y medalla de plata. Ahora ya está segura que el 400m y el 800m son sus pruebas.

Al resto ya no los pude ver pues me tuve que ir al aeropuerto para coger el avión de regreso a casa.

Karina corrió dándolo todo. Como dice ella la primera vuelta fuerte y la segunda a morir. Ahora sabe que el infierno está en Elche, entre el 500 y el 600, y si corres a 42 grados, más infierno todavía. De Karina destaco su disciplina, sus ideas claras y su determinación que contrastan con esa carita de buena y esas “patas” voladoras.

Luis, como siempre, brillante. Quedó tercero en su serie e hizo MMP y récord del CAS con 2´04”.

Fernando participó también en triple salto y Montse se metió en la final del 200m. ¡Qué gran competición la de Montse!¡ Finalista en el 100m, finalista en el 200m y bronce en el relevo!

Esta es mi crónica, que como ya advertí es un pelín larga pero condensar tantos acontecimientos y tantas emociones en unas pocas líneas no me sale.

No quiero terminar sin hacer un agradecimiento especial a Teresa Castro, atleta del club de Noia que brilló en Elche consiguiendo la plata en el 5000m, y a su marido Manuel porque muy amablemente me llevaron al aeropuerto para tomar el avión de vuelta.

Y un agradecimiento muy grande a todos los compañeros del club que habéis estado pendientes de todos nosotros y tanto nos habéis animado, en especial a Jacinto y a Andrés.