This is a demo store for testing purposes — no orders shall be fulfilled. Descartar

¿Qué haces este fin de semana? (o una crónica de la pretemporada, por Jorge Valdés)

  • ¿Qué haces este fin de semana?
  • Me voy de pretemporada con 50 chavales de entre 11 y 16 años
  • Que bien ¿no?
  • Pues sí, la verdad es que sí
  • Estás loco

Pues mira igual sí lo estoy, pero cada año estoy esperando que llegue primeros de septiembre para poder ir a pasar unos días pastoreando jovenzuelos, sobre todo porque a mí me toca una de las mejores partes: padre y monitor (no sé si mis hijos estarán tan de acuerdo pero es lo que les toca).

Así que por cuarta temporada consecutiva a disfrutar.

Salida el viernes a primera hora de la tarde camino de las instalaciones deportivas de Agolada.

El concello no solo nos permite alojarnos en el pabellón, sino que además nos pone colchones, nos presta el campo de fútbol y nos permite el acceso a la piscina municipal.

Este año cuando llegamos, los compañeros de la Gimnástica de Pontevedra ya habían redistribuido “las camas” para formar los grupos, a los cuales los nuestros se incorporan inmediatamente.

En quince minutos ya están calentado en el campo a las órdenes de Santi Ferrer y Mario González, a los que les ha tocado la difícil misión de cansarlos para que se duerman a una hora “decente”.

Cena potente, para recuperar. Parece que después de tanto tiempo ya saben de qué va la cosa, y apenas nos tenemos que levantar, más que para vigilar que se coman el pescado.

  • ¿Habéis terminado? Pues hala, para el pabellón.

Querían fiesta, y fiesta tuvieron, algo de permisividad, y a las 08:30 desayunando. Muy buena cara no tienen, o sea que lo han pasado bien.

Antes de subir al autobús ya están dormidos. La aproximación dura sobre media hora, pero ya roncan.

La ruta la han buscado, estudiado y limpiado Hugo e Isaac.

Por parte de los monitores un recorrido fantástico, completo, bonito, magníficas vistas de a Serra do Candán, alternando pistas  por lugares abiertos, con senderos atravesando carballeiras, uno secreto muy bien guardado por la orografía como son las pozas donde comimos y nos bañamos, y una vereda serpenteante camino de la playa fluvial de Pozo do Boi en Vilatuxe. Impresionante todo en su conjunto

Por parte de los chavales se podría resumir en:

  • KM 1 – Tengo sueño.
  • KM 2 – Tengo sueño + ¿Falta mucho?.
  • KM 3 – ¿Falta mucho? + ¿Cuantos km llevamos?.
  • KM 4 – ¿Falta mucho? + Jo… que calor
  • KM 5 – ¿Falta mucho? + Se me ha acabado el agua.
  • KM 6 – ¿Falta mucho? + ¿Por qué tenemos que andar tanto?
  • KM 7 – Tengo sueño + Falta mucho + Me he rascado con una planta de esas.
  • Km 8 – ¿Falta mucho? + ¿Alguien tiene agua? + ¿Cuándo comemos?
  • KM 9 – ¿Falta mucho? +  ¿Cuantos km llevamos? + Me duelen las piernas
  • KM 10 – ¿Falta mucho? + ¿Otra vez cuesta arriba? + Por fin una carretera…
  • KM 11 – Joderrrrr que fría está el agua + ¿ya nos vamos? + ¿Falta mucho?
  • KM 12 – ¿Falta mucho? + ¿Cuantos km llevamos? + Pinchaaaaaaa
  • Km 13 – ¿Falta mucho? + Está lloviendo correeeee…..
  • KM 14 – Ya que nos estamos mojando pues al agua + chofff, choffff

Merienda en Pozo de Boi y vuelta a Agolada.

En el autobús algunos tuvieron la oportunidad de demostrar su talento al micro, perpetrando hits, de la cuerda de “E veña merengue” aprovechando el ambiente creado por las mundialmente famosas “Festas de Ventoso”. Todo con tal de que no descansen para recuperar de cara a la noche….

Duchita y en una hora a pasear que si los dejamos en el pabellón se nos quedan tostados y después se vienen arriba.

Durante la cena, me doy cuenta de que están verdaderamente cansados, aunque a los más veteranos aún se les ven miradas de complicidad. Agujetas, arañazos de la flora autóctona y bastante cuento en general. De todas formas deben haber pasado un buen verano, están todos fuera de punto….

Pero esta noche no, mañana hay que darlo todo al día siguiente, que vienen los papis y hay que dar un buen espectáculo, así que cambiamos a los “cabos chujqueros” por la Sargento de Hierro y todo se convierte en un remanso de paz ante la posibilidad de tener que dormir a su lado….

  • ¡ARRIBAAAAAAAAA, QUE LLEVAIS DESDE LAS ONCE FRITOS!!!!!
  • Es que no hay derecho….
  • Que tengo una ampolla…
  • Que me duele el culo
  • Que dormí mal y tengo más sueño

¿No tendremos que correr? Pregunta algún incauto….

Después del desayuno, se preparan los equipos y sus presentaciones, los “mayores” preparamos el terreno de juego.

A las doce todo listo menos el público, que algunos llegan tarde (AVISO) os tengo fichados, sois siempre los mismos).

¡QUE COMIENCEN LOS JUEGOS!

Equipos compuestos por participantes de todo tipo y condición se enfrentan aaaaa:

¡TACHANNNNNN!

III OLIMPIADAS GALEGAS DE AGOLADA.

Olimpiadas rurales: una serie de juegos deportivos en los que se ha buscado el parecido con algunas de las labores del campo y ciertas tradiciones gallegas.

  • Arrebolamento de alpaca
  • Movemento de marcos (noble tradición donde las haya)
  • Tira da corda.
  • Carreta as patacas
  • A procesión
  • O enterro
  • Debullado de millo
  • Carreira de sacos.

Adjuntamos algunas imágenes ilustrativas para la mejor comprensión del evento.

Increíble la actitud de los chavales, dándolo todo en equipo, planeando tácticas,  descubriendo que muchas veces es mejor la maña que la fuerza y la coordinación del equipo que en esfuerzo individual como por ejemplo cuando el equipo ganador de “tira da corda” tiraban todos a la vez a la de tres, o los de la procesión, caminando todos juntos al ritmo de una canción…

El broche de oro al fin de semana lo puso la churrascada de confraternización, donde chavales, monitores y padres pudieron intercambiar impresiones sobre el fin de semana.

Pues sí, la verdad es que sí.

La verdad es que mientras pueda (y me admitan, je, je) seguiré disfrutando de estos fines de semana, con esta banda de jovenzuelos excepcionales a los que tengo que agradecer muchas cosas y sobre todo una de la que seguramente no se dan cuenta, y es que lo paso yo mucho mejor que ellos….

Puestos a agradecer pues también a mis compañeros “domadores”, sin los cuales no sería lo mismo: Cova, Edel, Mario, Pablo, Raquel, Carlos…, esteeeeee, ah sí, es cierto, Santi también (je, je).

Y sobre todo a los padres que nos los “prestan” para que podamos compartir un par de días de aventuras con ellos.

El pago, el mejor que se puede recibir, sus sonrisas y que lo pasan bien, como demuestra que vuelvan año tras año.