“Mi Primer Trail” (una crónica de Mely Meijide del Trail Terras do Mandeo)

Pasado el enorme subidón de este estreno en el monte, alguien me ha dicho: ¡Oye, que la ocasión merece una de tus crónicas! Y aquí va, espero no cansaros, porque esto desde luego había que contarlo, aunque es difícil transmitir en unas líneas la ilusión que, tanto yo como los compañeros que nos estrenábamos en un trail, sentíamos desde hacía semanas, desde que Julio, nuestro gurú en esto del monte, nos metió el gusanillo y nos fuimos liando unos a otros…

Pues nada, la ocasión era perfecta, un trail sencillo, con un recorrido precioso y además que ni pintado para debutar, 10 km de nada…así que unas cuantas salidas al monte, subidas, bajadas, risas, agujetas…y el día 9 que llega para los CAS-k2 ( nuestro grupito creado para el evento y que ahora ya no hay quien lo pare).

El sábado el grupo de whatsapp arde… consignas, nervios, expectativas consejos…ay, Dios, ¡a ver cómo sale esto!

Y el domingo muy tempranito quedamos para ir juntos algunos de nosotros y llegamos a la plaza con la flamante camiseta de montaña y la sonrisa de oreja a oreja. Allí vemos al resto del equipo y a los demás compañeros del club que andan por allí, la mayoría van al largo o al corto pero los debutantes vamos al mini, que 10 km son suficientes para estrenarse.

Nos hacemos la foto todos juntos, me tomo un cafelito ( que últimamente me funciona muy bien) , ¡vaya ambientazo que hay, corredores, organización, speaker  animando, hasta turistas que se mezclan!

Ufff, qué subidón…van saliendo los del largo, el corto y finalmente los del mini y la andaina… ¡allá vamos!

Genial la salida cuesta abajo, no te lances Mely, me dice Julio (pues que no me pongan una cuesta abajo, jeje) y con el subidón salgo con mucha energía y veo que voy tirando a buen ritmo durante un buen rato, qué gozada de paisaje, de día, de todo, ¡es que me encanta! Y alaaa, más cuestas abajo ya en el monte, ahí ya en plan Heidi saltando, veo a los compañeros disfrutar también… esto va sobre ruedas… lástima que en un momento Julio se va quedando detrás, pues una de nosotras lleva un tobillo un poco tocado y le está empezando a doler… ¡qué lástima! Y él se queda acompañándola hasta el final (qué grande Julio)… Los demás seguimos adelante aunque voy perdiendo fuelle porque, oh, no, también hay cuestas arriba… y alguna se las trae… así que hay trocitos que veo a la gente andar y como el jefe dice que estas cuestazas mejor andar pues andamos… Cómo mola esto, jaja, en asfalto se corre y na más…

Pues ahí ya me quedo un poco atrás de mi grupito intentando eso si no perderlos de vista pero van como motos… y en un momento que me veo sola, le digo a la chica que va a mi lado que voy a intentar no despegarme para no perderme y seguimos juntas hasta que de pronto me dice: ¿ves?, ¡ahí están tus compañeros!

Los oigo que anuncian el avituallamiento, ala, ¡qué bien! Esto parece un catering con su frutita cortada, isotónico, agua… ¡nada que ver con ese botellín que le das un sorbito a lo loco en las carreras! Y claro, nos paramos, cojo el vasito de isotónico, un trocito de  plátano  y como me dan palique los chicos del avituallamiento… que si vais muy bien, CAS! Y yo, bueno, esta es la sección CAS-k2, debutantes… jajaja, y dicen bueno siempre son casi todo chicos y hoy, ¡un montón de mujeres! De Cascadas nada… jeje… y adiós, que mi grupito ya se largó y ahora a correr como si no hubiera un mañana para pillarlos… pero nada, por lo menos a la vista los llevo y con eso me doy por satisfecha.

En un momento que casi los alcanzo Bego me ve y decide venir conmigo… ¡qué maja es! Y allá vamos las dos ahora por tramos estrechitos con zarzas y alguna bajadita complicada y me acuerdo de Raquel que dice que ante la duda hay que echar el culete y así bajo como en tobogán por dos veces, pero más segura…eso si, empieza a notarse ya de dónde vengo porque tengo tierra por todas partes… ¡mi madre!

Nos apartamos a un lado para dejar pasar a los figuras que nos piden paso casi volando y sin darnos cuenta vemos que vamos llegando al pueblo y la meta está cerca.

Vamos cansadas ya, pero al llegar a la primera cuesta vemos a dos fotógrafos y corremos muy dignas sonriendo para la foto, llegamos a la esquina y relax, que viene la última y hay que entrar con alegría por la alfombra roja (si, si, esto parece Hollywood, hasta con sus centros de flores oye) y entonces vemos la meta y entramos súper felices, con ritmito y pensando ¡prueba superada!

Vemos al resto de los CAS-k2 que iban delante, felicitaciones, besos, abrazos, un poco de agua y unos frutos secos, otra vez un despliegue que parece un todo incluido… y a esperar en la meta a Julio y los que llegaban detrás, aplaudimos como locos y luego ¡fiesta!  Ahí ya nos dan unos callitos (hoy no los tengo que servir, jeje) y nos vamos quedando un grupito hasta el final que hasta nos dan las flores al desmontar los de la organización, todo de 10 ya digo…

Un día para repetir, una pasada esto del monte, seguro que habrá más trails que el estreno fue de lujo…

Gracias a todos mis compis y en especial a Julio, nuestro máster del monte que nos ha ayudado un montón en esta aventura. ¡Nos vemos en la próxima!!